Para visualizar este contenido multimedia es necesario tener instalado el player de Adobe Flash.
 

Aprender a invertir en la bolsa

Inicio

 
 
 

Invertir en bonos del Estado

Invertir en bonos del Estado es una de las operaciones financieras que mayores seguridades presentan a aquellos que busquen ganancias a mediano y largo plazo. Un bono es un titulo de deuda emitido por alguna empresa u organización gubernamental. El fin principal del bono es obtener capitales a cambio de un compromiso de devolverlos junto con unos intereses que comprenden el beneficio del prestamista. Quien adquiere el bono, en realidad adquiere un “pagaré”, un compromiso de pago, que la parte emisora se encargará de cumplir en un tiempo estipulado. El sistema de bonos estatales funciona de la misma manera, en esencia, que el sistema de emisión de bonos por parte de una empresa particular. La diferencia principal radica en el margen de sustento que poseen los bonos estatales: quien desea invertir en bonos del Estado debe saber que dichas emisiones poseen el respaldo de los tesoros nacionales, locales y jurisdiccionales. Antes de invertir en bonos del Estado es necesario tener en cuentas la dinámica interna del intercambio financiero.

invertir-bonos-estadoEn principio, los bonos emitidos por el Estado, al igual que otros tipos de bonos, poseen un plazo fijo cuyo tiempo se encuentra estipulado previo a la concreción de la operación: los intereses pueden pagarse mensualmente, bimestralmente, o anualmente, dependiendo del tipo de régimen que se fije al momento de la compra del bono. De esta manera, el régimen de interés se maneja de forma ascendente, es decir, cuanto más elevado sea el plazo de pago del bono, mas altos serán los intereses que recibirá el inversionista. Finalizado el periodo de vencimiento del bono, la parte que realiza la emisión se ve en la obligación de devolver el capital más todos los intereses acumulados en el tiempo estipulado.

Invertir en bonos del Estado también conlleva riesgos. Al igual que toda operación financiera, existe la posibilidad de que los compromisos asumidos no se cumplan. La diferencia con las demás operaciones financieras radica en que, quien invierte en bonos del Estado disminuye el riesgo de incumplimiento al mínimo. Los bonos elaborados por empresas privadas y particulares no poseen el respaldo en capitales que sí poseen los bonos estatales, apoyados en los tesoros nacionales. De la misma manera, las empresas privadas se encuentran más proclives a la bancarrota, lo que traería aparejado el incumplimiento de las obligaciones contraídas. Igualmente, siempre es conveniente y recomendable no invertir en bonos de altos riesgos.

¿Es conveniente invertir en bonos del estado?

En este sentido, por ejemplo, Invertir en bonos del Estado norteamericano, emitidos por el tesoro de los Estados Unidos, se presenta como una operación cuyo riesgo de pérdida de capital e incumplimiento de las obligaciones adquiridas es casi nulo e inexistente. Invertir en bonos del Estado es una operación de inversión de capitales que podría ser denominada moderada y conservadora, y es a la vez una muy buena estrategia a seguir en tiempos de inseguridades bursátiles y en coyunturas de crisis y grandes fluctuaciones económicas. Al estar bajo el reparo del Estado, la garantía de pago es mucho más grande: es por demás sabido que para que un Estado posea confianza dentro del mundo macroeconómico y microeconómico, el cumplimiento de las obligaciones financieras es imperante, una necesidad de primera línea, caso contrario, se perdería la confianza de los inversionistas nacionales e internacionales, ocasionando una sangría de valiosos capitales.

invertir-bonos-estado-exitosamentePara invertir en bonos del Estado no es necesario poseer grandes conocimientos en materia de economía bursátil. Quien desea invertir en bonos del Estado, además de poseer el capital necesario para realizar la operación, deberá tener en cuenta y prever a futuro las fluctuaciones económicas. Quien compre bonos a 3 y 6 años, deberá saber que, si bien las ganancias vas a ser mínimas (las ganancias por los intereses pueden girar en torno al 4%), los riesgos también se verán reducidos.

Invertir en bonos del Estado, como se ha dicho, es una operación que reduce y minimiza los riesgos, generando ganancias que, si bien no son altas, son en todo caso seguras. Al igual que quien invierte comprando bonos de una empresa, quien busca invertir en bonos del Estado debe saber que, el que adquiere estos “vales” también se encuentra libre de venderlos antes de la fecha de su vencimiento en el mercado bursátil. De hecho, inmediatamente después de que se emite el bono, ya comienza a cotizarse su valor en el mercado de la bolsa. Para invertir en bonos del Estado es necesario estar informado y actualizado en los boletines y comunicados oficiales realizados por el Estado. En ellos se dan a conocer las fechas en las cuales se subastarán los cupones. Los bonos emitidos por el estado se realizan mediante lo que se denomina una “subasta”, las cuales pueden ser competitivas (grandes inversionistas realizan diversas ofertas por elevados numero de bonos) o no competitivas (generalmente pequeños inversores con reducido capital que optan por la cantidad de bonos que quieren obtener).

 
 
informacion de derechos de autor contacto