Para visualizar este contenido multimedia es necesario tener instalado el player de Adobe Flash.
 

Concepto de financiera

Inicio

 
 
 

Pasivo financiero

En el mundo de la contabilidad, donde existe un deudor y un acreedor aparecen dos conceptos claves: por un lado los recursos activos o activo y por el otro el pasivo. El activo recoge todos los bienes y derechos de la persona o la empresa, mientras que el pasivo recoge las obligaciones. Por lo cual el pasivo es el financiamiento que provee un acreedor y representa lo que la empresa le debe a terceros. Algunos ejemplos de esto son el pago a proveedores, documentos a pagar, impuestos y salarios. Existen ciertas normas internacionales bajo las cuales se encuadra un pasivo financiero. Este es todo aquel que incluye una obligación de un contrato de reponer efectivo u otro activo a una empresa o sino también de intercambiar un activo o pasivo financiero en condiciones desfavorables para la empresa. También un pasivo puede ser aquel que incluye un contrato que sea ahora o en el futuro liquidado con capital propio. Si este es un derivado su liquidación no puede ser o no será en el futuro a través del intercambio de una cantidad fija a cambio de un número fijo de sus propios instrumentos de capital.

pasivo financiero-dineroTambién puede haber un pasivo financiero cuando el contrato no es un derivado este podrá obligar a entregar una parte del capital propio. Pero, ¿hay un solo tipo de pasivo financiero? Por lo general no. No hay un solo tipo, sino que estos se encuentran agrupados en varias categorías. Estas categorías se dividen según su exigibilidad, es decir a su mayor y menor urgencia. De esta manera existen pasivos a corto y a largo plazo. Por lo general, los pasivos cuyo pago es más urgente suelen producir un alto nivel de tensión sobre el efectivo. De esta manera, las empresas tienden a hacer una lista de sus pasivos en el orden en que se vende la fecha de pago. El poder discriminar qué pasivos son a corto y cuales a largo plazo permite que los acreedores puedan evaluar si la empresa es factible para obtener efectivo.

Cabe hacer ahora una diferencia conceptual importante. Tendremos que diferenciar entre un pasivo financiero exigible, un pasivo financiero no exigible y finalmente uno contingente. En términos de desuso, el pasivo exigible representa el total de las deudas que la empresa tiene con terceros estén documentados o no. Este tipo de pasivo supone financiación ajena. Esta financiación, en consecuencia puede suponer obligaciones con acreedores, obligacionistas y bancos.

¿Que es un pasivo financiero?

Las obligaciones de largo plazo cuyo tienen un vencimiento a más de un año de la fecha de balance general, mientras que aquellas de corto deben ser saldadas dentro del ciclo normal de operaciones de la empresa. Estas por lo general tienen un vencimiento menor a un año. En el caso del pasivo financiero no exigible o de fondos propios, este se encuentra formado por el capital social y las reservas. Estos son pasivos financieros debido a que pertenecen a los accionistas, sin embargo no son exigibles a la empresa en su devolución. En el caso del pasivo contingente podemos decir que esta es una obligación que surge debido a sucesos pasados cuya existencia depende de un suceso futuro, o que no se encuentra anotada en los libros para no obligar a la empresa a que esta se tenga que desprender de sus recursos en el presente, también de no ser susceptible de cuantificación. Si se cumplen las circunstancias, se realizan generan entonces las obligaciones a terceros.

pasivo-financieroUn ejemplo común de esto son los litigios judiciales, que conllevan la obligación en caso de una sentencia en contra. En este caso estaríamos hablando de un pasivo financiero eventual pero no definitivo. Un punto importante es determinar también cuándo un pasivo financiero está para negociar. Este se encontrará disponible para esta función cuando se emita con el propósito de readquirirlo a corto plazo, por ejemplo, cuando forme parte de las obligaciones y otros valores negociables emitidos cotizados que la empresa pueda luego comprar en el corto plazo en base a los cambios de valor.

Otra de las condiciones para que un pasivo financiero sea negociable es que forme parte de una cartera de instrumentos financieros identificados y gestionados de manera conjunta. De esto deben existir evidencias de actuaciones recientes de manera de poner obtener ganancias a corto plazo. Por último la condición será que sea un instrumento financiero derivado, siempre que no sea un contrato de garantía financiera ni que haya sido designado como un instrumento de cobertura. El hecho de utilizar un pasivo financiero para financiar actividades de negociación no implica que se incluirá dentro de estas categorías. Aunque tendremos que informarnos más a fondo acerca de los pasivos estas son las principales claves para podernos ir acercando a su mundo y entendiendo de la manera más básica posible su funcionamiento normal.

 
 
informacion de derechos de autor contacto